Coincidiendo con el primer domingo del tiempo litúrgico del Adviento, daba comienzo el solemne triduo a nuestra patrona, la Inmaculada Concepción de María.

Un día especial para todos los seminaristas, pues este día estaban invitadas nuestras familias y parroquias de pastoral con quienes pudimos celebrar la santa Eucaristía.

Celebración presidida por el rector del seminario D. Juan Francisco Ortiz y concelebrada por el director espiritual D. Raúl Contreras. Una celebración en el que se nos invitaba a ponernos en camino durante el tiempo de adviento a una navidad verdadera en la que el Mesías nacerá en nuestra vida siempre y cuando lo dejemos actuar. Para todo ello será necesario tener en el centro de este tiempo un gran modelo como es María, la mujer fiel del SI.

Un primer día que concluyó con un pequeño refresco en el claustro del seminario.