El Seminario Diocesano de Jaén participó ayer en Villargordo en el segundo de los encuentros programados para la campaña vocacional que este curso se centra en los arciprestazgos de Bailén-Mengíbar y La Carolina, con el fin de dar a conocer el don de la vocación presbiteral y su proceso formativo.

Durante la mañana, los seminaristas nos presentamos a la comunidad y disfrutamos con la dinámica de actividades y juegos que habíamos preparado para los más pequeños de la parroquia, todo dentro de un contexto catequético.

El encuentro coincidió con el III Domingo de Adviento “Gaudete”, y tuvo su punto culminante en la celebración de la Eucaristía, que fue presidida por D. Raúl Contreras (formador y Director Espiritual del Seminario) y concelebrada por D. Antonio Blanca (párroco de La Asunción de Nuestra Señora de Villargordo). Con una asamblea donde abundaban los niños, D. Raúl aprovechó la homilía para explicar de manera asequible la figura modelo de Juan el Bautista como precursor y testimonio de la Luz; y rezamos especialmente por las vocaciones a la vida consagrada al ministerio sacerdotal.

Después de compartir el almuerzo con la comunidad parroquial, la jornada vocacional continuó por la tarde con la participación en el Festival de Navidad, que acogió a jóvenes y adultos de todo el municipio en el salón de actos del Ayuntamiento. Allí, los niños y niñas de Villargordo cantaron villancicos y presenciaron una divertida obra de teatro navideña protagonizada por los catequistas. Los seminaristas quisimos aportar nuestro grano de arena y cerramos el festival interpretando al unísono con el público un tradicional villancico.