D. Juan Ignacio nos da las claves para la nueva evangelización: Iglesia en salida, conversión pastoral y confianza en el Espíritu Santo.

Ayer, ”jueves sacerdotal”, fue el turno de D. Juan Ignacio Lamas López, vicario general de la Diócesis de Jaén, que visitó el Seminario para presentarnos el nuevo Plan Pastoral Diocesano para el cuatrienio 2023-2027.

La necesidad de conversión pastoral es una realidad actual de la cual nos habla el papa Francisco en la exhortación apostólica «Evangelii Gaudium». En este sentido, D. Juan Ignacio nos invitó a reflexionar sobre las nuevas orientaciones para la conversión pastoral que marcan la hoja de ruta de nuestro presbiterio para los próximos años.

Para nosotros los seminaristas es esencial comprender que la conversión pastoral comienza por la conversión personal de cada uno; que la sociedad actual necesita párrocos responsables de coordinar y promover el trabajo en equipo en las diferentes comunidades parroquiales; que para fomentar los ministerios laicales y las vocaciones hace falta una Iglesia en salida, capaz de acompañar a cada persona en sus circunstancias.

Pero antes, abramos nuestros corazones al Espíritu Santo, verdadero protagonista y artífice de la evangelización.